PRINCIPIOS BÁSICOS CASAS PASIVAS O PASSIVHAUS

Las casas pasivas son viviendas que se basan la realización un estudio minucioso del comportamiento energético del edificio, consiguiendo a través de este estudio reducir los consumos de calefacción y refrigeración del edificio, además de un elevado confort térmico, acústico y una gran calidad del aire interior en el que vivimos. Para conseguir cumplir estos objetivos debemos aplicar los siguientes principios básicos:

 

PLANIFICACIÓN Y DISEÑO BIOCLIMÁTICO

El primer lugar, para realizar el estudio bioclimático observamos las condiciones de la parcela y el clima, con el fin de aprovechar energéticamente el lugar al máximo, su radiación solar, su luz natural y conseguir un diseño que consuma menos energía en iluminar y calentar/enfriar.

ELEVADO AISLAMIENTO TÉRMICO

Con el fin de optimizar las necesidades de calefacción y refrigeración, teniendo en cuanta el clima y las condiciones de la ubicación de la edificación se determinarán los espesores de aislamiento. Este aislamiento térmico se ha de colocar de manera continua en toda la envolvente térmica para evitar puentes térmicos.

CARPINTERÍA DE ALTAS PRESTACIONES

Los puntos más débiles en la envolvente térmica son las carpinterías, por eso se deben optimizar sus dimensiones y ubicación en el edificio e instalar puertas y ventanas de alta calidad controlando al máximo su instalación. 

ELIMINACIÓN DE PUENTES TÉRMICOS

En un edificio pasivo se estudia la eliminación de todos los puentes térmicos. “Los puentes térmicos son zonas de la envolvente térmica del edificio en la que se evidencia una variación de la uniformidad de la construcción ya sea por un cambio del espesor del cerramiento o de los materiales empleados, por la penetración completa o parcial de elementos constructivos con diferente conductividad, por la diferencia entre el área externa e interna del elemento, etc., que conllevan una minoración de la resistencia térmica respecto al resto del cerramiento.” Al eliminar los puentes térmicos, se consigue evitar patologías debidas a la condensación y mantener la temperatura adecuada en el interior, sin pérdidas considerables.

VENTILACIÓN MECÁNICA CON RECUPERADOR DE CALOR

En una Passivhaus se instala un sistema de ventilación mecánica de doble flujo con recuperador de calor. A través de este sistema conseguimos un gran confort térmico, una gran calidad del aire interior y un importante ahorro energético.

ESTANQUEIDAD AL AIRE

Las infiltraciones de aire no deseadas que ocurren a través de ventanas, huecos o grietas en la envolvente de la vivienda. Estas infiltraciones dan lugar a corrientes de aire y a un mal comportamiento energético de la vivienda. En las Passive House la hermeticidad del edificio se mide con una prueba de presión, o ensayo Blower Door, que consiste en crear una diferencia de presión entre interior y exterior a través de un ventilador colocado en la puerta principal. Para cumplir el estándar, el resultado debe ser inferior a 0,6 renovaciones de aire por hora, medido a una presión/depresión de 50 Pascales.

Ruth Roces Diaz,

Passivhaus Dessigner