¿POR QUÉ CERTIFICAR?

 

El estándar Passivhaus se asocia a una alta calidad constructiva, que a través de un estudio previo y sin utilizar materiales de altos precios, conseguimos un edificio con poco consumo energético y un alto confort interior. Para ello deben cumplirse los criterios del estándar Passivhaus.

Los principales requisitos que el estándar Passivhaus establece son:

  • Demanda de Calefacción/ Refrigeración <15 kWh/m2a
  • Carga de Calefacción / Refrigeración < 10 W/m2
  • Hermeticidad <0.6 n-1, test realizado a 50 Pascales.
  • Consumo de energía Primaria Renovable <60 kWh/m2a.

La certificación Passivhaus es una auditoría externa completa de todo el proceso del proyecto desde la fase de diseño hasta la finalización de la obra y entrega al cliente, en la que se comprueba el cumplimiento de todos los criterios establecidos por el Passivhaus Institut, por lo tanto, es una garantía técnica de la eficiencia energética.

 “La Certificación Passivhaus es el único método para garantizar, que la vivienda va a comportarse como se espera a nivel de consumos, y confort”.  

En el caso de la certificación Passivhaus, Pidac Arquitectura e Ingeniería, anima a realizar la certificación ya que aporta una garantía técnica, garantiza que los consumos así como los ahorros de la fase de proyecto van a ser reales una vez finalizada su ejecución, contribuye a mejorar la valoración económica en tasación del edificio a medio y largo plazo y es un sello de eficiencia energética de reconocimiento a nivel mundial como un inmueble de alta calidad con la posibilidad de contratar una hipoteca verde (Triodos Bank, BBVA y Banco Santander).