Cómo reformar o rehabilitar tu vivienda paso a paso.

La rehabilitación de una vivienda, puede ser un proceso ilusionante y muy entretenido, pero lo realmente importante es que el resultado final sea el deseado al precio marcado, son sobrecostes ni sorpresas.

Paso 1:
Análisis preliminar.

El paso inicial es conocer los puntos de partida que nos encontramos, para poder dar el mayor aprovechamiento a la vivienda, así como una adecuación acorde al cliente. Por lo general en una reforma o rehabilitación existen grandes cantidades de opciones, pero no infinitas como en una vivienda de obra nueva, ya que existen parámetros que nos limitan, como puedan ser cerramientos, alturas, pilares,…

Paso 2:
Toma de datos.

El segundo paso es la toma de datos, que no solo consiste en mediciones de espacios, si no también tener en cuenta soleamientos, orientaciones, así como aislamientos térmicos actuales, con el fin de hacer una vivienda confortable y eficiente. Como premisa fundamental intentaremos en la medida de las posibilidades de lo existente que el cliente obtenga una vivienda muy eficiente energéticamente, así como con una estética e interiorismo acorde a sus gustos y necesidades.

Paso 3:
Propuestas.

En esta fase es en la que más tiempo debemos detenernos ya que nuestro cliente necesita tener diferentes opciones de la reforma o rehabilitación a realizar. Dependiendo del tamaño de la reforma pueden adecuarse más o menos opciones, pero siempre hay alternativas que debemos tener en cuenta. En este punto nuestro cliente contará con infografía 3D realistas, tanto de interiores, como de interiores si se trata de una vivienda independiente, esto ayuda mucho a la toma de decisiones.

Paso 4:
Proyecto de obra.

Dependiendo de la envergadura de la obra, se precisara de un proyecto de arquitecto o aparejador. Siempre que se modifique la estructura o se aumente el volumen de la vivienda será preciso el proyecto de un arquitecto, en caso de reformas interiores sin modificación estructural el proyecto es de arquitecto técnico.

Paso 5:
Presupuesto de reforma.

Como en toda obra, siempre debe estar ajustada a un presupuesto, ya que el dinero es una de las mayoría de las limitaciones, en este punto debemos tener claro el tipo de calidades del cliente, que el previamente habrá elegido y visto en las infografías 3D. En la parte de instalaciones de la vivienda, tanto en calefacción, electricidad y agua caliente sanitaria, realizamos simulaciones para conocer los plazos de amortización de la inversión, estos datos nos harán decantarnos por una instalación u otra. Los aislamientos y las instalaciones térmicas son las tripas de la vivienda, es en lo que realmente merece la pena gastar mayor parte de presupuesto, ya que es lo que nos aportará confort a la vivienda y poco gasto mes a mes en la factura de agua caliente y calefacción. Para evitar sorpresas de presupuesto, es preciso un estudio de la obra inicial muy detallado.

Paso 6:
Interiorismo.

La elección de materiales, pinturas y/o mobiliario es la parte más entretenida del proceso en la que tanto clientes como nosotros siempre nos involucramos al 100% con la intención de dotar a la vivienda una estética precisa. Lo importante de esa fase es encontrar el material necesario a un coste limitado, ya que como indicábamos el presupuesto no es ilimitado.

Paso 7:
Puesta en obra.

Llego el momento de la verdad, una vez obtenidas las licencias correspondientes por el ayuntamiento u otro organismo necesarios, comienza la obra. En este momento se debe tener claro todos y cada uno de los materiales que se van a utilizar, para agilizar el plazo de obra y poder gozar de nuestra nueva vivienda.

 

Para que este paso sea rápido y eficaz, en PIDAC, dotamos al promotor de un guion que nos encargaremos de seguir en equipo para la elección y compra de los materiales, desde el azulejo hasta el pomo de las puertas de los armarios de cocina.